Conoce los tipos de calderas para calefacción

¿Conoces cuáles son los tipos de calderas para calefacción más adecuadas según tus necesidades?

Si has decidido usar el gasoil como combustible para tu sistema de calefacción, sabrás que las calderas de gasoil están especialmente diseñadas para viviendas situadas en zonas especialmente y frías y aisladas. Una de sus grandes ventajas es que calientan grandes espacios de forma rápida, son muy seguras y requieren de un mantenimiento sencillo. Es importante recordar que la instalación de este tipo de calderas requiere de mucho espacio para almacenar el combustible.

Tipos de calderas para calefacción

Una vez elegido el tipo de combustible empleado, es necesario escoger entre los diferentes tipos de calderas para calefacción según su sistema de funcionamiento:

Calderas atmosféricas

Se trata del modelo de caldera más antiguo y simple. Estas aprovechan el oxígeno de la habitación donde se encuentran para realizar la combustión y lo expulsan al exterior. Éstas calderas están totalmente influenciadas por las condiciones climáticas, como el viento o la lluvia.

Calderas estancas

Las calderas estancas son las más seguras y eficientes. El proceso de combustión se realiza en un compartimento cerrado herméticamente y expulsan el gas caliente mediante un ventilador. Es uno de los procesos más seguros, ya que su rendimiento no depende de las condiciones atmosféricas.

Calderas mixtas

Las calderas mixtas son de las más versátiles del mercado. Disponen de dos circuitos, uno destinado a la calefacción y otro para el agua caliente sanitaria.

Calderas microacumulación

Las calderas con microacumulación son ideales para zonas con temperaturas muy frías. Gracias a su compartimiento para agregar agua precalentada, no es necesario esperar para disponer de agua caliente en el momento de abrir el grifo.

Calderas de baja emisión

Las calderas de baja emisión están diseñadas para reducir el consumo de combustible. Además, expulsan una menor cantidad de gases contaminantes.

Calderas de condensación

Las calderas de condensación aprovechan al máximo la energía extraída del combustible. Su vida útil es mucho mayor a las demás calderas gracias a su magnífico rendimiento. Si estás pensando en substituir tu caldera antiga, ésta es una buena opción.